Como organizar la zona de estudio.


 La zona destinada al estudio y a la realización de las tareas del colegio o instituto, aunque no lo creas, es de suma importancia en el aprovechamiento del tiempo de estudio y en la capacidad de aprendizaje y retención. Además, disponer de una zona específica para el estudio influye también en la educación de los más pequeños ya que se acostumbrarán a tener una zona donde realizar el trabajo de forma ordenada, con disciplina y responsabilidad.


 La zona de estudio de la habitación debe contar con las herramientas necesarias para mantener un orden pero sin que las cosas queden con difícil acceso.

 Según el color podemos obtener una influencia:
Blanco. Tranquilidad y paz, para ayudar a la relajación si el niño es muy ansioso.
Rosado. Es un calor tierno y cálido, no tiene por qué estar limitado a las niñas.
Naranja. este es un color alegra y es útil en niños tímidos pues se dice que el naranja motiva la conversación.
Amarillo. En tonos claros transmite placer, pero en tonos más "normales" es un color muy fuerte.
Violeta. Está relacionado con la independencia y puede servir para niños con alto grado de madurez.
Verde. Como se relaciona con la naturaleza, será genial para el típico niño que se pasa el día corriendo abrazando a todos los perros del barrio y subiéndose al árbol del jardín del vecino.
Rojo. Ideal para deportistas y niños que les gusta ser independientes. No se puede abusar del rojo pues es un color muy vivo que transmite mucha fuerza y actividad. Por ello no se debe colocar cerca de la cama pues puede impedir una buena relajación a la hora de dormir o descansar.




La mejor manera de armonizar la zona de estudio y la de descanso en una habitación infantil es unificando el estilo, y procurando no cargar la zona con objetos innecesarios. Al tener que dividir la habitación en dos ambientes distintos, el orden en la zona de estudio es imprescindible. La mejor ubicacion de la zona de escritorio es junto a la ventana, aunque ésta no tenga luz natural. Si no es posible, sobre todo en habitaciones pequeñas, podés recurrir a una estructura modular, con la cama arriba y la zona de estudio abajo. Aunque debes tener en cuenta el estilo general del dormitorio, podés optar por un mobiliario sencillo y resistente, como la madera. La silla debe ser ergonómica, con altura regulable y muy cómoda: el asiento y el respaldo acolchados, y con ruedas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada